Incautan 229 plantas de marihuana y armas

Tras una denuncia recibida al Servicio de Emergencia 9-1-1 por violencia doméstica, efectivos policiales concurrieron a una casa ubicada en las inmediaciones de las calles Gilberto Bellini y Avenida General San Martín.

Una vez en el lugar fueron atendidos por un hombre, quien manifestó que no sucedía nada. En ese momento del interior de la casa salió una mujer diciendo que el hombre la había golpeado, por lo que los policías ingresaron y mantuvieron al hombre retenido afuera. Una vez dentro, la víctima manifestó que su agresor tenía armas de fuego y un invernadero con una plantación de marihuana ilegal en el fondo de la casa.

Del lugar fueron incautadas 229 plantas de marihuana (en floración y sin florar), 1066 gramos de cogollos, una escopeta calibre 12 con la numeración limada, un rifle calibre 44, municiones, dos lámparas LED, dos focos lumínicos, dos calefactores, dos termómetros con control de humedad, dos extractores, un ventilador, teléfonos celulares, pendrives y un adaptador.

Enterada la Fiscal Fernández de Estupefacientes dispuso pericia para las armas, IRCA para analizar las plantas y la conducción del detenido el día de hoy.

Culminada la instancia judicial, el Juzgado de Crimen Organizado de 3º turno dispuso la condena de G.N.G.D.A. “como autor penalmente responsable de dos delitos de tráfico interno de armas de fuego y municiones en la modalidad de adquisición en reiteración real, con un delito previsto en el Art. 30 del Decreto Ley 14.294, a le pena de dos años y dos meses de penitenciaría”, a cumplirse en régimen de libertad vigilada bajo supervisión de la OSLA.

Cabe aclarar que se enteró a la Fiscalía de Violencia Doméstica de 2º turno, la que dispuso “coordinar con la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y Género de Zona III para la creación de un evento en el sistema para ser trabajado de forma paralela”.

Fuente: Jefatura de Zona Operacional III – Montevideo

Montevideo, 14 de julio de 2020

A raíz de un llamado de emergencia recibido en la tarde de ayer por un caso de violencia doméstica en el barrio Las Acacias, en donde se detuvo al agresor, se ubicó un invernadero clandestino en el fondo de la vivienda.