Un respiro hacia la rehabilitación

En la Unidad número 5, ex Cárcel de mujeres, las internas cuentan con varias tareas diarias, que buscan generar hábitos de trabajo y mejorar la convivencia.

Ver informe audiovisual

 

De la totalidad de privadas de libertad - 326 internas - 119 practican deportes y 74 estudian diversas materias (vestuario, corte y diseño, maquillaje artístico, escenografía, manualidades, electricidad, auxiliar de servicio) o son tutoras (de idioma español, inglés, matemática); en este sentido cabe destacar que en 2018 hubo quienes cursaron también primaria, secundaria o la universidad.

A su vez hay 276 que trabajan en distintas áreas, como el taller de vestimenta, panadería, cocina, el polo industrial, un centro cultural, carpintería, huerta, limpieza interna del edificio o del predio, mantenimiento, o quienes tienen salidas transitorias laborales.

Respecto al trabajo que realizan las internas su Director, Darwin Tarocco, dijo “queremos expandir lo que es la participación de la mujer privada de libertad en la sociedad, con trabajos sociales. Actualmente tenemos la experiencia con la Intendencia de Canelones y futuramente (…) vamos a tener la implementación de la instalación de juegos saludables en el Hospital de la Mujer”.

El fin que se persigue institucionalmente con la puesta en práctica de tareas diarias es generar hábitos de trabajo y compromiso con el mismo, así como también mejorar la convivencia y el entorno e inculcarles respeto, tanto entre ellas como con el funcionariado.

UNICOM estuvo presente en el taller de costura de dicha Unidad, donde las privadas de libertad nos mostraron los trabajos que vienen llevando adelante al tiempo que nos contaron la forma de trabajo, que consta de 8 horas diarias con un descanso en el medio.

Dentro de los testimonios brindados por las internas respecto a lo positivo que le ven a sus labores, se destaca que es una oportunidad de aprender un oficio trabajando en equipo y siendo tratadas de igual a igual, que en un futuro las va a servir para su reinserción laboral. Por otro lado ellas hicieron hincapié en que cada una se propone rehabilitarse y que el trabajo es positivo, es un respiro que les hace olvidar que están presas. Cerrando su testimonio una de ellas – Rosana - dijo que “si se puede cambiar. Si se pueden hacer las cosas”.

Montevideo, 10 de junio de 2019
UNICOM – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En la Unidad número 5, ex Cárcel de mujeres, las internas cuentan con varias tareas diarias, que buscan generar hábitos de trabajo y mejorar la convivencia.