No tenían requisitoria internacional

Ninguno de los ciudadanos mexicanos detenidos contaba con requisitoria o pedido de captura internacional al momento de ingresar a Uruguay.

En la mañana de hoy el matutino El País titula sobre el caso de los ciudadanos mexicanos detenidos por el asalto a la joyería del Enjoy Conrad de Punta del Este, afirmando que "Entraron al país con orden de captura, nadie los paró", afirmación que es incorrecta.

Los referidos ciudadanos NO tenían orden de captura internacional por lo que carecían de NOTIFICACIÓN ROJA expedida por INTERPOL Internacional.

Por lo tanto, a su ingreso al país no existía referencia alguna que advirtiera su condición de requerido como para impedir el ingreso o ser detenidos.

Noticias de Costa Rica

costa ricaEste jueves 8 de febrero, Interpol Uruguay recibió comunicación desde Costa Rica al trascender la noticia del atraco y detención de 12 ciudadanos mexicanos. Compartida las filiaciones oportunamente, ese día y por correo electrónico confirman las autoridades de ese país que 4 de los detenidos están imputados en ese país,(por el delito de Robo Agravado, en perjuicio de Joyería Eurochronos y otro), por lo cual adelantaron su intención de iniciar los procedimientos de extradición de los referidos.

Parte del texto recibido este 8 de febrero: "Además, de ser posible, solicitamos que activen sus alertas en los puestos fronterizos y en los Aeropuertos, sobre si alguna de estas personas viaja hacia algún país se nos informe de INMEDIATO, a fin de establecer las comunicaciones respectivas con el país que se requiera; además informarnos sobre personas que viajen
con grandes cantidades de joyas como las descritas arriba, y que de darse algún hallazgo se nos comunique de
inmediato en aras de determinar si se trata de la mercadería sustraída en Costa Rica".

 

Fuente: Interpol Uruguay

Montevideo, 9 de febrero de 2018
UNICOM - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ninguno de los ciudadanos mexicanos detenidos contaba con requisitoria o pedido de captura internacional al momento de ingresar a Uruguay.