PADO las 24 horas

El Director de la Policía Nacional visitó los estudios de Radio Sarandí, y anunció la extensión del PADO durante las 24 horas desde el 1º de abril en los 4 sectores de mayor concentración delictiva.

LayeraLayera fue el invitado central de los periodistas Sergio Silvestri y Gabriel Pereyra, a quienes anunció la extensión del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) desde el 1º de abril.

El PADO es el principal responsable de la baja de los delitos, que ha tenido su mayor descenso en la zona metropolitana, por la influencia directa del nuevo modelo de patrullaje. Un modelo que "busca el mejor perfil de Policía trabajando en el punto crítico y en las horas más críticas, en base a una actuación de alta movilidad (no permanecer en el mismo lugar), con grupos de 3 policías pie a tierra... una fuerza más visible y efectiva que realmente disuade", afirmó Layera.

¿Por qué hay menos delitos?

La pregunta refería a conocer el comportamiento de ese delito que deja de producirse; si esa ausencia se debe a que hay más delincuentes presos, a que dejen de delinquir por la presencia policial, o un corrimiento del delito hacia otras zonas. A lo cual el Director de la Policía Nacional respondió que "cuando no hay presencia policial y hay víctimas vulnerables, el delito tiene una reiteración permanente. La primera estrategia fue bajar los tiempos de respuesta y eso modificó la conducta criminal que tiene que actuar en menor tiempo, tiene que actuar cerca de la zona donde se puede refugiar", afirmó.

"El delito comienza a concentrarse en las zonas próximas a donde reside el delincuente, cuando encontramos esa zona de concentración se despliegan los efectivos policiales y se anula esa acción. Es ahí donde se afecta la zona de confort que gozaba el delincuente (un radio variable entre los 500 mts y 3 kms), lo que implica que deban cambiar de horario -un horario de mayor exposición- y de zonas no conocidas, haciéndolos más vulnerables al accionar policial, haciendo que baje la reiteración del delito".

Esa respuesta policial en el territorio llevó a la baja de la rapiña de poco monto que era el mayor porcentaje de delitos en esos puntos críticos. Al cortarse los circuitos por el patrullaje dinámico dispuesto se cortaron las vías de circulación de los delincuentes; cuando actúan, están más vulnerables al accionar policial, y eso impacta a la baja.

Ajustes de cuenta y sicariato

"El PADO contiene la conducta criminal, la expone y la hace más vulnerable, esto se repite en todos los delitos", según Layera.

"Indudablemente que contra el narcotráfico se usa la inteligencia, la información y el trabajo de los grupos especiales; la integración de estos grupos con la información que produce el PADO logra que se tenga un mejor conocimiento. También la video vigilancia, que ofrece una cantidad de datos para el análisis y las investigaciones que se realizan".

Respecto del fenómeno del sicariato, Layera relativizó el punto afirmando que el estilo colombiano -individuos profesionales que se dedican a matar por dinero- no se reproduce en nuestro país. "Han habido casos donde se ha determinado que ha ocurrido, pero lo que más se ve es un conflicto criminal mayor donde intervienen varios actores que no revestirían el concepto de sicario. Al homicida que mató a varios ya se le tilda de sicario, pero muchas veces la motivación no es el pago de un dinero, sino problemas personales, territoriales, y otras motivaciones".

"Hay un nivel del 34% aproximadamente de los homicidios (desde 2012 a la fecha) que se producen por conflicto entre criminales, lo que representa unos 70 a 80 homicidios de la cifra anual, lo que permite hacer un seguimiento de sus causas. Muchas veces no se alcanzan las pruebas para demostrarlo pero la información o el conocimiento sobre quienes participaron se llega a obtener" reconoció Layera.

"En el caso de los secuestros tenemos un 100% de esclarecimiento y los casos en que no hay una denuncia de parte de las personas afectadas son personas relacionadas con el crimen y el narcotráfico", destacó.

Percepción baja

Al consultarle sobre las razones de la baja percepción en la población de esta reducción de los delitos, y el descreimiento de los datos oficiales, Layera remarcó que "la actuación de la Policía está concentrada hoy en zonas donde no se incide en la opinión pública".

Efectivamente, la periferia de la ciudad no es precisamente donde están los grupos formadores de opinión, y esos son los que siguen descreídos, pero donde actúa el PADO, lugares donde la baja es ostensible, la opinión y la percepción es muy distinta.

El tiempo será el único que podrá dirimir ese punto, mientras tanto desde la cartera se trabaja con la firme convicción de mantener el rumbo y lograr la consolidación de la reducción de los delitos que más atormentan a los uruguayos.

 

Montevideo, 7 de abril de 2017
UNICOM - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Compartir en FacebookCompartir en Twitter