Salto: Un ejemplo a seguir

Más de la mitad de la población privada de libertad de la Unidad Nº 20 de Salto realiza algún tipo de actividad productiva.

 

En su estrategia de incidir en el proceso de reinserción social, la Unidad Nº 20 apuesta al trabajo y a la formación en oficios de la población privada de libertad, incorporando a cada experiencia laboral a mujeres y hombres.

En tal sentido, 35 personas privadas de libertad comenzaron a trabajar en la cosecha de la naranja, a través de un convenio entre la empresa NORIDEL S.A. (“Naranjales Guarino”) y el INR.

En esta etapa la tarea consiste en el corte de la fruta para exportación. Los internos realizan jornadas de siete horas en predios cercanos a la Unidad. Para fines de mes se espera que el número de personas privadas de libertad trabajando alcance a las 60.

Dadas las especificidades de la zafra de la naranja, están trabajando solo hombres, pero en el mes de junio mujeres se incorporaran a tareas de packing de las naranjas.

 

Intendencia

La buena experiencia desarrollada por los privados de libertad con la Intendencia de Salto a permitido que otras cinco personas se sumen a la propuesta.

Los internos están afectados a la División de Servicios Públicos en tareas de barrido y limpieza de calles, parques y plazas.

En vísperas de la semana de turismo, comenzarán a trabajar en el acondicionamiento de los predios termales.

Desde el inicio de la experiencia han recuperado su libertad siete personas, la mayoría de las cuales mantuvo su puesto de trabajo.

 

Obras de impacto social

Gracias a un convenio firmado con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), los internos construirán rejas y portones para cuatro policlínicas de la ciudad.

Por otra parte, una Brigada de Acción Ciudadana (BAC), concurre cada 15 días a la Asociación de Ciegos para realizar trabajos de mantenimiento integral. Los internos se encargaron de la reforma edilicia y reparación de las instalaciones eléctricas de la nueva sede.

 

Colegio Santa Cruz

Los internos están acondicionando los bancos del colegio Santa Cruz.. La reparación de los bancos comprende trabajos de herrería, carpintería y pintura.

 

En la Unidad

Dentro de la Unidad los privados de libertad realizan trabajos en una bloquera, ladrillera y chacra. Los bloques y ladrillos son utilizados para obras de refacción en la Unidad.

Dos ingenieros agrónomos, proporcionados por Comisión de Fomento de Salto, realizaron una reestructura y planificación del trabajo de la chacra.

En estos momentos se encuentra en plena zafra del boniato. Además se cultiva tomate, puerro, repollo, zapallo, cebolla y boniato. Realizan estas tareas unas 20 personas privadas de libertad.

 

Educación

El equipo de dirección de la Unidad, se propuso como meta para el año 2017, superar los 130 estudiantes del año 2016. Todos los internos tienen la obligatoriedad de culminar primaria, para lo que se implementaron tutorías de pares, donde internos que son docentes preparan a sus compañeros para las pruebas que realiza primaria.

Además de los cursos de educación formal (primaria y secundaria), se dictan cursos del Programa Aprender Siempre, animación de la lectura, teatro del oprimido, taller de género, a los que se sumarán talleres de UTU en distintos oficios como gastronomía.

Dos internos concurren a la Universidad a cursar las carrera de Higienista dental y Psicología.

Todas estas acciones de intervención apuestan al trabajo y a la educación como dos de los principales pilares en el proceso de reinserción social que ayudan a disminuir la reincidencia en el delito.

Montevideo, 20 de marzo de 2017.

UNICOM - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 

Compartir en FacebookCompartir en Twitter