La Policía sanducera despliega todos sus recursos para preservar el orden con planificación basada en experiencia de años anteriores. Están realizando patrullajes preventivos que han permitido que, en este mes de enero, bajaran los delitos contra la propiedad y hurtos de motos.

- Escuchar audio

La Policía de Paysandú se preparó especialmente para enfrentar las diferentes situaciones de seguridad que puedan ocurrir durante los meses de verano. A raíz del incremento de público, tanto de Argentina, Brasil y de otros departamentos del Uruguay para veranear, se determinaron diferentes operativos y patrullajes que prevean situaciones de seguridad, en base a datos recabados de años anteriores.

Estos operativos vienen siendo realizados por personal del Grupo de Reserva Táctica y de las secccionales policiales con un total de 370 efectivos para cubrir todo el departamento. En tal caso, la Jefatura mantiene una operativa permanente y constante con Policías que recorren a pie, en motocicletas y patrulleros en base a la georreferenciación de los delitos. Esto permite predecir, en base a las denuncias recibidas, los lugares y horas con mayor probabilidad de ocurrencia de eventos delictivos y así plantear estrategias y tácticas de despliegue policial preventivo.

El subjefe de Policía, comisario general, Leles Da Silva explicó que, en base a la información que tenían de los meses de diciembre, enero y febrero del pasado año, diagramaron el despliegue policial que al momento viene siendo efectivo. "No hemos tenido mayores inconvenientes, de hecho, según los cálculos nuestros han bajado los delitos en Paysandú", destacó el jerarca. 

Además para asegurar la zona turística –especialmente- se han distribuido una buena cantidad de ellos en prevención de ilícitos contra los visitantes. El turismo ocupa una importante cantidad de recursos y también depara trabajos de análisis, por parte de la Oficina de Información Táctica (DIT), para determinar los puntos donde debe estar ubicada la Policía y así prevenir que sucedan hurtos por descuido y arrebatos.

Según datos que maneja dicha Oficina, los hurtos contra la propiedad -que son los más comunes en ese lugar- bajaron con respecto al período anterior, así como también el hurto de motos.

Da Silva destacó que, en este caso "acá no hay prácticamente rapiñas, el hurto es sólo de motos, y vehículos tampoco roban, salvo que rompan un vidrio para llevarse algo del interior".

Por otra parte resaltó que el hurto de motos y los arrebatos son los casos más comunes, ya que existe un mercado negro que mueve este tipo de delitos, aunque "comparado con los meses similares del año pasado tenemos bastante controlado y son menos los delitos", subrayó Da Silva y agregó que "es un trabajo de un año de planificación y analizando lo que pasó anteriormente".

 

 

Montevideo, 11 de enero de 2016
UNICOM – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Additional information