Más de 420 kilos de droga incautados durante operación “Pitágoras”

Ver informe audiovisual

En el marco del combate al narcotráfico, la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas puso en marcha en marzo la operación “Pitágoras", cuyo fin era desarticular una organización dedicada a introducir grandes cantidades de sustancias estupefacientes a nuestro país para el abastecimiento del consumo interno y, posiblemente también, para su envío a Europa.

Ésta fue llevada a cabo bajo la órbita de la Fiscalía de Estupefacientes de 1° Turno de Montevideo, a cargo de la Dra. Mónica Ferrero, y la Dra. María Elena Mainard del Juzgado Especializado en Crimen Organizado de 2º Turno.

Durante la operación se realizaron diversas tareas de inteligencia, recolectando y analizando información, además de llevarse a cabo un arduo y complejo trabajo de campo, que permitieron identificar al líder de la organización, un ciudadano uruguayo poseedor de antecedentes penales por receptación y contrabando (también con antecedentes en la República Federativa del Brasil por delitos vinculados al narcotráfico), que contaba con la colaboración de otros uruguayos y un ciudadano boliviano. A su vez se estableció el modus operandi que utilizaban, abasteciendo distintos puntos de comercialización de Montevideo, Maldonado, Rocha y Lavalleja.

A raíz de esto, el domingo 12 de junio se desplegaron equipos de la DGRTID, con la colaboración de la delegación de Rivera y las Brigadas Antidrogas de las Jefaturas de Policía de Tacuarembó y Cerro Largo, en la zona rural próxima a la localidad de Isidoro Noblía (departamento de Cerro Largo) donde se había detectado que se encontraban personas que estaban siendo investigadas.

Próximo a las 20:30 se observó ingresar a la zona de Isidoro Noblía a dos vehículos y aproximadamente 20 minutos después se los vio salir junto a otro auto tomando ruta 8 al sur. A su vez se estableció la presencia de un cuarto vehículo, sin matrícula, ploteado como ambulancia, que circulaba detrás de estos.

Tras determinar que todos pertenecían a la organización investigada se continuó con su seguimiento, al tiempo que se realizaron diferentes coordinaciones con la Dirección Nacional de Policía Caminera y las Jefaturas de Policía de Treinta y Tres y Lavalleja, a los efectos de realizarles un control; éstos fueron efectuados en los kilómetros 206, 287 y 308 de ruta 8, interceptando a los cuatro vehículos.

En ese momento el conductor de la “ambulancia” intentó darse a la fuga chocando con un móvil de la DGRTID, por lo que se le disparó a los neumáticos, no resultando personas lesionadas y logrando que se detuviera. Al inspeccionarla se constató que transportaba ladrillos de sustancia estupefaciente.

En total se detuvo a cinco hombres (uno de ellos el ciudadano boliviano) y se incautaron:
• 380 ladrillos de sustancia estupefaciente (140 ladrillos de cocaína con un peso de 149 kilos con 417 gramos y 240 ladrillos de pasta base con un peso de 243 kilos con 405 gramos).
• Una pistola calibre 9 milímetros con dos cargadores completos.
• Nueve celulares.
• 69.780 pesos.
• 1.970 dólares.
• 9.070 pesos argentinos.
• Dos camionetas y dos autos.

A raíz de esto el lunes 13 se realizaron cinco allanamientos en Montevideo y Canelones donde se detuvo a tres mujeres (una de ellas menor de edad) y dos hombres y se incautaron:
• 22 kilos y 790 gramos de cocaína.
• 4 kilos de pasta base.
• Un kilo con 338 gramos de cogollo de marihuana.
• Tres pastillas de éxtasis con forma de corazón.
• Dos pistolas (una 9 milímetros y otra 40 milímetros).
• Un revólver calibre 22.
• Tres escopetas.
• Un fusil AR15.
• Municiones y cartuchos.
• Cinco vehículos.
• Dos celulares.

Cabe destacar que, puesta en el mercado local, la cocaína vendida al por mayor alcanzaría un valor total de 1.195.000 dólares y la pasta base vendida al por mayor ascendería a 1.095.000 dólares.

Puestos los detenidos a disposición de la Justicia, se condenó a W.M.B.L. de 67 años “como autor penalmente responsable de un delito de asistencia a las actividades del narcotráfico a la pena de 14 meses de prisión con descuento de la detención sufrida, la que se sustituye por un régimen de libertad a prueba con las siguientes obligaciones: cuatro meses de arresto domiciliario total y por los diez meses restantes tareas comunitarias de cuatro horas semanales bajo control de la OSLA”.

A su vez se condenó a M.F.G.R. de 37 años “como autor penalmente responsable de un delito de asistencia a las actividades del narcotráfico a la pena de 14 meses de prisión con descuento de la detención sufrida la que se sustituye por un régimen de libertad a prueba con las siguientes obligaciones: seis meses de arresto domiciliario nocturno entre las 21 y las 5 de la mañana y por los ocho meses restantes tres horas semanales de tareas comunitarias”.

También fue condenada R.C.S. de 22 años “como autora penalmente responsable de un delito de asistencia a las actividades del narcotráfico a la pena de 14 meses de prisión que se sustituye por un régimen de libertad a prueba bajo la supervisión de la OSLA con las medidas previstas en los numerales 1 a 4 del art.295 bis del CPP debiendo cumplir tres horas semanales de trabajo comunitario por el plazo de cuatro meses, con descuento de la preventiva sufrida, con suspensión de sus derechos políticos y de cargo u oficio público y accesorias legales correspondientes”.

Por otro lado, se formalizó la investigación contra J.A.G.B. de 37 años, poseedor de dos antecedentes penales, “por la presunta comisión en calidad de autor de un delito de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de organización y financiación en reiteración real, con un delito de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de transporte, un delito de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de posesión y deposito, un delito de tráfico interno de armas de fuego y un delito de conversión y transferencia en la modalidad de auto lavado, todos en régimen de reiteración real.

En cuanto al ciudadano boliviano de 29 años se formalizó su investigación “por la presunta comisión en calidad de autor de un delito de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de organización y como presunto coautor de un delito de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de transporte en reiteración real.

Respecto a S.F. de 70 años, poseedor de siete antecedentes penales,se formalizó su investigación “por la presunta comisión de un delito en calidad de autor de tráfico ilícito de estupefacientes en la modalidad de transporte”.

En cuanto a otro hombre de 29 años fue formalizada su investigación “por la presunta comisión en calidad de cómplice de un delito de organización de las actividades de narcotráfico”.

Para estos cuatro se dispuso como medida cautelar su prisión preventiva hasta el 30 de setiembre.

Respecto a la joven menor de edad se le dispusieron 12 meses de medidas socioeducativas (cuatro meses domiciliaria total y ocho meses de libertad asistida).

Para los restantes detenidos fue cesada su detención, permaneciendo emplazados a disposición de Fiscalía.

Durante la conferencia de prensa por este procedimiento, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, expresó: “dijimos en su oportunidad que no íbamos a bajar los brazos, no estamos bajando los brazos, estamos dándole un combate frontal al narcotráfico. (…) Para nosotros es importante en estos momentos, sobretodo porque se cuestionaba en cierta manera si existía plan, bueno, estos son los resultados del plan, esto es parte integrante de la movilización, de la estrategia y, sobre todo, de la inteligencia de la policía.”

Continúan las actuaciones respecto a esta operación.

Fuente: DGRTID

Montevideo, 17 de junio de 2022

Por esta tarea, llevada adelante por la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas con apoyo de diversas Jefaturas de Policía y Unidades policiales, se condenó a dos hombres y una mujer, se formalizó la investigación respecto a cuatro hombres, y se impusieron medidas socioeducativas para una menor.