Condenan a mujer tras intentar enviar cocaína al exterior

El pasado miércoles 16 de febrero la Brigada Nacional Antidrogas de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas recibió una denuncia acerca de dos encomiendas que se encontraban en un local del Correo Uruguayo en la Ciudad Vieja, procedentes del departamento de Maldonado, y que tendrían un contenido sospechoso.

Según se pudo determinar, los paquetes, que tenían como destino Nueva Zelanda y Australia, fueron depositados el 11 de febrero por dos mujeres, de 18 y 39 años, quienes declararon que el envío correspondía a máquinas de humo, pero durante la gestión presentaron una actitud sospechosa, lo que alertó a los funcionarios del Correo y que hizo que mandaran la encomienda a Montevideo.

A raíz de esto, efectivos de dicha Brigada concurrieron al local, junto al Can Cooper, quien mostró una reacción positiva ante las encomiendas, por lo que tras realizar la comunicación pertinente a la Fiscal de Estupefacientes de 2º Turno se procedió a la incautación de dichos paquetes.

Posteriormente un equipo de la Brigada Nacional Antidrogas y del departamento de Precursores Químicos se dirigió a la sede de Fiscalía con el fin de abrirlos. En uno de ellos se encontraron dos envoltorios con sustancia blanca (positiva a la presencia de clorhidrato de cocaína) que arrojaron un peso total de 780 gramos, mientras que en el otro se encontraron tres envoltorios con sustancia blanca (positiva a la presencia de clorhidrato de cocaína) que arrojaron un peso total de 1 kilo y 170 gramos.

Continuando con las actuaciones, y tras lograr ubicar a las indagadas en la ciudad de Río Branco (departamento de Cerro Largo), se las detuvo y se las puso a disposición de la Justicia.

Culminadas las instancias judiciales se condenó a Y.M.R. de 39 años “como autora responsable de un delito de exportación de sustancias estupefacientes prohibidas, en grado de tentativa, a una pena de dos años de penitenciaría”.

La otra mujer recuperó la libertad.

Fuente: DGRTID

Montevideo, 7 de marzo de 2022

Los paquetes habían sido depositados en Maldonado e iban dirigidos a Nueva Zelanda y Australia.