Operación “Boyeros” en Canelones cierra una boca de drogas en Pinamar Norte

- Ver informe.

La operación "Boyeros" comenzó en agosto a raíz de una investigación por suministro de estupefacientes en Pinamar Norte y zonas aledañas.

Las tareas de inteligencia apuntaban a un hombre de 52 años, poseedor de antecedentes penales por rapiña, amenazas, tentativa de homicidio, hurto, acometimiento con arma apropiada y receptación, que estaba al frente de la “boca”.

Personal de la Brigada Departamental Antidrogas obtuvo registros fílmicos y testimonio de consumidores, por lo que la Fiscalía de 1er. Turno de Atlántida, a cargo de la Dra. Vidal, dispuso tres órdenes de allanamientos para viviendas que fueron señaladas por la investigación, intervenciones que se realizaron en forma simultánea.

En una de las viviendas, ubicada en la calle 56 casi 54, fue detenido un hombre de 27 años al que se le incautaron sustancias estupefacientes y 3.100 pesos uruguayos.
En otra vivienda, ubicada frente a aquella, fue detenido Joselito Techera DeAndreis de 52 años, alias “Pelado”, al que se le incautó un revolver calibre 32, municiones, 80.000 pesos uruguayos, sustancias y 5 celulares, al tiempo que en la tercera vivienda, ubicada en las cercanías, se incautaron vainas de calibre 357, ingresando detenido un hombre de 21 años, poseedor de un antecedente penal por hurto.

Una vez sometidos los detenidos a la Justicia de Atlántida de 4º Turno, se dispuso para Techera la condena a 2 años y 6 meses de prisión por un delito continuado de negociación de estupefacientes, mientras que para el hombre de 27 años se le dispuso una condena a 24 meses de prisión por un delito de asistencia a la actividad delictiva, debiendo cumplir la pena con 12 meses de prisión efectiva y el resto en régimen de libertad a prueba, al tiempo que el restante detenido de 21 años recuperó su libertad.

Fuente: Of. Prensa y RR.PP. Jefatura de Canelones.

Montevideo, 10 de noviembre de 2021.

Se incautaron drogas, un arma, municiones, dinero producto del microtráfico de drogas y celulares. Dos hombres fueron condenados con prisión por la Justicia de Atlántida.