Los Policías Comunitarios de Treinta y Tres tienen nueva sede

La Jefatura olimareña inauguró una nueva oficina Comunitaria que será un punto de encuentro entre los vecinos y la Policía. Además de la atención al público, en este nuevo edificio también se llevarán adelante diferentes actividades socio-culturales en conjunto con otras instituciones.

El nuevo local de la Policía Comunitaria de la Jefatura de Treinta y Tres fue cedido en comodato por parte de ANCAP que poseía la vivienda -sin uso- y fue concedida al Ministerio del Interior para ese fin. Es así que, tanto los efectivos comunitarios como así también vecinos de la zona, repararon y acondicionaron el local que fue  inaugurado esta semana.

La ceremonia de inauguración estuvo a cargo del propio jefe de Policía, comisario mayor (R) Víctor Sánchez, quien acompañado de autoridades nacionales y departamentales y oficiales de la unidad, dieron apertura a la nueva sede para continuar con la tarea.

Como parte de la ceremonia, el referente barrial Wilson González junto al Policía Comunitario Robert Amaral y un escolar, plantaron frente a la sede un (árbol) Ibirapitá, en homenaje al prócer de la Patria, general José Artigas.

El jefe de Policía se refirió al trabajo realizado por los Policías Comunitarios, reconociendo su labor y el logro de poder contar con una nueva dependencia policial. "El formato de funcionamiento como casa comunitaria estará abierta a la sociedad para aquellas actividades que contribuyan al bien común", sostuvo el jerarca.

En este sentido, Sánchez explicó que a este local "se le va a dar a la nueva sede la mayor cantidad de usos posible". Como primeros proyectos para esta casa comunitaria, el jerarca explicó que se instalará una biblioteca comunitaria, donde los vecinos de la zona podrán concurrir y solicitar libros de lectura en general, se harán reuniones barriales entre policías y vecinos, habrá actividades sociales de diferentes tipos, así como también otros trabajos socio-culturales que se realizan en conjunto con diferentes instituciones y actores de la sociedad.

"Las actividades que se harán en esta casa comunitaria fortalecerán el vínculo entre la Policía y la sociedad", resaltó el jefe.

En este sentido y a pocas horas de haber quedado en funcionamiento, la Policía Comunitaria comenzó con la entrega de alimentos bajo la consigna del “Plato Amigo”, proyecto que la Intendencia Departamental lleva adelante cada año a través de los diferentes centros de barrio. Esto consiste en la elaboración de comida caliente la que se distribuye a muchas personas que se encuentran el situación de vulnerabilidad.

Fuente: Jefatura de Policía de Treinta y Tres

 

Montevideo, 23 de junio de 2017
UNICOM - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Jefatura olimareña inauguró una nueva oficina Comunitaria que será un punto de encuentro entre los vecinos y la Policía. Además de la atención al público, en este nuevo edificio también se llevarán adelante diferentes actividades socio-culturales en conjunto con otras instituciones.