Inauguraron barraca en la Unidad Nº 6 de Punta de Rieles para internos que cursan carreras universitarias

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, acompañado por el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, Fernanda Auersperg, directora nacional de Protección Social del Ministerio de Desarrollo Social, Daniel Fernández, coordinador de Gabinete del MIDES, el senador Amín Niffouri y autoridades del INR, inauguró una barraca con capacidad para 60 personas privadas de libertad que estudian carreras universitarias, como por ejemplo: Derecho, Arquitectura y Medicina.

La obra fue realizada por 30 personas de libertad en tres meses e incluyó tareas de albañilería, pintura, sanitaria y electricidad.

“Fueron ellos mismos que construyeron, que terminaron de hacer esto y eso significa el sentido de pertenencia, el hábito del trabajo. Eso es lo que estamos replicando en todas las Unidades: que los internos reformen y pongan las condiciones edilicias de acuerdo a lo que le corresponde a un ser humano y que vivan dignamente; de lo contrario la rehabilitación va a ser muy difícil sino viven en las condiciones que un humano merece”, explicó Luis Mendoza, director del Instituto Nacional de Rehabilitación.

De las 546 personas privadas de libertad que hay alojadas en la cárcel de Punta de Rieles son 361 internos los que estudian en distintos niveles, 47 de ellos cursan carreras universitarias y terciarias como: Derecho, Arquitectura, Economía, Ciencias Sociales, Medicina, Ingeniería, Química, Humanidades, Psicología, ISEF e IPA.

“Esta es la demostración de que no hay nadie perdido, y que tenemos que hacer el esfuerzo para darles otra oportunidad. Hay gente que la aprovecha y otra que no. Hay gente que aprovecha esa mano tendida. Para nosotros es de vital importancia que las cárceles nuestras no sean simplemente un lugar donde se deposita gente para cumplir años encerrada”, reflexionó el ministro del Interior, Luis Alberto Heber.

 

Montevideo, 28 de junio de 2022

El espacio fue refaccionado con mano de obra de personas privadas de libertad que realizaron tareas de albañilería, pintura, sanitaria y electricidad, al tiempo que las camas se construyeron en la carpintería del establecimiento.