Trata y tráfico de personas

  • Detuvieron en Brasil a prófugo de la Justicia uruguaya  

    - Escuchar audio.

    Según indicaron a UNICOM fuentes de la investigación, se trata de un hombre mayor de edad de iniciales M.B., docente de profesión, quien había sido formalizado en enero de este año por reiterados delitos de abuso sexual, solicitando una condena de cuatro años y medio de prisión. Además, era investigado por abusar sexualmente de alumnas que asistían a la UTU de Rivera, al tiempo que portaba una tobillera de monitoreo electrónico por una denuncia de violencia doméstica hacia su exesposa.

    M.B. debía cumplir prisión domiciliaria total hasta que la condena fuera ratificada por la Suprema Corte de Justicia, por lo que se realizaba un seguimiento policial diario. El pasado 11 de febrero, personal de la Sección Trata y Tráfico de Personas (STTP) de la Jefatura de Rivera concurrió a su domicilio a controlarlo por una alerta emitida por el dispositivo y se ubicó la tobillera colgada en una ventana del fondo de la vivienda.

    La Justicia de ese departamento solicitó la requisitoria a nivel internacional (de color rojo) luego de comprobarse que se había fugado hacia Brasil en virtud de que tiene ciudadanía legal.

    Desde la STTP indicaron que se informó del caso a la Policía Federal de Brasil donde, gracias a la colaboración internacional, descubrieron que se encontraba viviendo en pareja en la ciudad de Blumenau (Estado de Santa Catarina) donde, además, estaba acondicionando un lugar para inaugurar una casa de comidas.

    En horas de la tarde del pasado sábado 24 de julio el requerido fue detenido luego de que fuera aprobada su detención por parte del Tribunal Supremo de Brasil y en las próximas horas será extraditado a nuestro país.

    Fuente: Jefatura de Rivera.

    Montevideo, 26 de julio de 2021.

  • Operación “Montecristo” detecta red de tráfico de personas a nivel internacional

    Personal del Departamento de Investigación de Delitos Especiales de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e INTERPOL (DGLCCO e INTERPOL) determinó, tras varios meses de tareas de inteligencia, el modus operandi de una organización criminal internacional que operaba desde el exterior y se dedicaba al tráfico de migrantes cubanos.
    Las operaciones de tráfico se originaban en La Habana donde cubanos, integrantes de la referida organización, captaban a sus compatriotas y los seducían con la posibilidad de viajar a Uruguay, algunos para permanecer aquí y otros con la finalidad de viajar a Estados Unidos, eligiendo a nuestro país como puente o destino intermedio.

    El viaje partía desde Cuba hacia Guyana, ya que los ciudadanos cubanos no necesitan visa para ingresar, y tras el pago del dinero previamente acordado eran trasladados a una casa de seguridad hasta la llegada de más viajeros, donde se los dividía según su destino y el dinero que poseía cada uno.

    Posteriormente eran trasladados por tierra a la ciudad de Boa Vista, en el estado de Roraima (Brasil), donde se alojaban en una casa provista por la organización, mientras esperaban a que sea seguro para retomar el viaje, el que se efectuaba por ómnibus o vuelos de cabotaje por Brasil, pasando por Manaos y Porto Alegre.

    De allí iban a las ciudades brasileras de Chui o Santana do Livramento para, posteriormente, ingresar a Uruguay.

    Una vez en nuestro territorio, algunos se establecían como refugiados, mientras que otros tomaban contacto a través de medios tecnológicos con diferentes redes criminales que les cobraban entre 6.000 y 7.000 dólares para llegar a otro destino (el monto dependía de la red y el destino final). Este dinero era pagado usualmente por los propios familiares de los cubanos desde Estados Unidos.

    A raíz de esta investigación se realizó un allanamiento en una casa de la ciudad de Montevideo, hallando evidencia de envíos de dinero a Ecuador, Honduras, México y Perú.
    Desde Uruguay también se enviaban los pasaportes cubanos originales por correo privado a México o Perú para la confección del documento apócrifo solicitado. Una vez realizado, los documentos originales con el agregado apócrifo eran devueltos al interesado que estaba en nuestro país.

    El transcurso de la investigación dio con 34 personas involucradas de nacionalidad cubana y solicitantes de refugio (21 hombres y 13 mujeres, de entre 35 y 45 años); 12 de las cuales fueron condenadas por el delito de uso de certificado público falso a la pena de 6 meses de prisión a cumplirse bajo el régimen de libertad a prueba. A su vez, se intervinieron 18 visas (nueve italianas, cinco mexicanas, tres austríacas y una española) y 34 pasaportes (30 cubanos, dos peruanos y dos mexicanos).

    Cabe destacar que en esta operación se contó con la colaboración de personal de la Base Operativa Internacional Nº 1 de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional (DIPN) y de la Dirección Nacional de Migración, así como también de diversos países.

    Fuente: DGLCCO e INTERPOL

    Montevideo, 13 de setiembre de 2021

  • Operación “Zunzún” en Rivera desarticula una red de trata de personas  

    Ver 

    La Jefatura de Policía de Rivera inició una investigación el pasado mes de febrero tras recibir información sobre personas que estaban captando a extranjeros para una red de trata y tráfico de personas.

    En este sentido, identificaron que cinco personas, una pareja venezolana de 28 y 31 años y su hija de 3, y una pareja de cubanos de 22 y 39 años, estaban encerradas en una vivienda sin poder salir. Las actuaciones revelaron el lugar donde permanecían privados de libertad y sin acceso a alimentos, y tras un operativo, fueron rescatados.

    Durante la intervención detuvieron a una pareja mayor de edad, dueños de la vivienda que oficiaba como Organización No Gubernamental que ayudaba a extranjeros indocumentados brindándoles, supuestamente, alojamiento y comida, lo que no cumplían mientras que le cobraban por ello una suma en dólares.

    A su vez, un tercer implicado, también extranjero, se encargaba de captar a estas personas para llevarlas al lugar y así llevar a cabo el delito.

    Los imputados comparecieron ante la Fiscalía de 3er turno de Rivera y en las últimas horas el Juzgado Letrado de 2do Turno, a cargo del Dr. Ardao, dispuso la formalización de una mujer de 55 años y dos hombres de 63 y 49 por el delito de trata de personas agravada en concurrencia, fuera de la reiteración, con el delito de asociación para delinquir, imponiéndoseles una medida cautelar de prisión preventiva por el plazo de 90 días.

    Fuente: Jefatura de Rivera
    Montevideo, 4 de junio de 2021

  • Operación Minkar permitió formalización de mujer por trata de personas

    Tal es así que en la tarde del pasado 9 de junio se allanó, previa orden judicial, una vivienda en la calle 25 de Mayo donde se detuvo a una mujer de 51 años con antecedentes penales.

    La misma es dueña de un local que funciona como whiskería donde se ubicaron a ocho mujeres extranjeras que serían trabajadoras sexuales del lugar y cuyas edades oscilan entre los 25 y 40 años.

    Además, en dicho allanamiento se incautó un envoltorio de nylon con 25 grs. de marihuana, 200 semillas similares a la marihuana, 63 municiones calibre 22, varios dispositivos de archivos informáticos, celulares, 73.600 pesos, 215 dólares, un calefactor, un televisor, una aspiradora y un parlante.

    Culminadas las actuaciones judiciales, el Juzgado Penal de Paysandú dispuso la formalización de la investigación y juicio abreviado para la mujer de iniciales R.M.B.N. imputada y condenada como autora por la comisión de un delito continuado de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes en modalidad de negociación a la pena de 16 meses de prisión a cumplirse bajo régimen de libertad vigilada.

    Continuando las investigaciones, la D.G.L.C.C.O. e INTERPOL obtuvo información a través de distintas publicaciones en sitios web donde se solicitaban mujeres para trabajar en una whiskería del departamento de Paysandú.

    A raíz de esto, Fiscalía Penal de Delitos Sexuales de 4to. Turno de Montevideo tomó conocimiento de los casos y dispuso la orden de traslado de la mujer formalizada anteriormente a la capital.

    En el día de hoy se dispuso su formalización como autora de un delito de trata de personas especialmente agravado con 180 días de prisión preventiva.

    Fuente: Jefatura de Policía de Paysandú y D.G.L.C.C.O. e INTERPOL.

    Montevideo, 11 de junio de 2020.

  • Operación Mississippi desbarata banda dedicada a la trata y tráfico de personas

    La Operación Mississippi logró desarticular una banda dedicada a la trata y tráfico de personas que operaba en el departamento de Maldonado. Esta banda, compuesta por un ciudadano estadounidense, un ciudadano argentino y un ciudadano uruguayo, había ingresado de forma ilegal a dos mujeres de nacionalidad brasilera por la frontera seca desde Brasil.

    De acuerdo a la articulación realizada entre Inmujeres, la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación y la División Políticas de Género del Ministerio del Interior se le brindó información correspondiente a una presunta situación de trata de personas en los primeros días de abril a la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado (D.G.L.C.C.O.) e INTERPOL quienes comenzaron a desarrollar tareas de información e inteligencia operativa a fin de establecer presuntos delitos de trata y tráfico de personas.

    Las primeras actuaciones de los grupos de tareas a cargo del Departamento de Investigación de Delitos Especiales – Área Operativa permitieron establecer la identidad del posible autor, un masculino de nacionalidad norteamericana, ubicando además los posibles domicilios donde se encontrarían las mujeres objeto de trafico y/o trata de personas.

    Siguiendo la línea de investigación, y en base a la información disponible y con la inmediatez que requería la resolución del caso al existir probables víctimas retenidas contra su voluntad, el 7 y 8 de abril, bajo la dirección del Ministerio Público y Fiscal a través de la Fiscalía Departamental de 4to Turno de Maldonado y con conocimiento del Juzgado Penal y de Adolescentes de 4º Turno, con el apoyo del personal de Investigaciones de Zona Operacional II de la Jefatura de Policía de Maldonado, efectivos de la D.G.L.C.C.O. e INTERPOL (Departamento de Investigación de Delitos Especiales – Área Operativa) llevaron adelante tres allanamientos en viviendas vinculadas al presunto autor.

    En dos de ellos se pudo establecer la presencia e identificación de dos mujeres brasileras, ambas mayores de edad de entre 20 y 25 años, quienes manifestaron estar retenidas contra su voluntad, siendo objeto de maltrato por parte del autor norteamericano; además, en una de la fincas allanadas, se ubicó también a otros dos masculinos: uno de nacionalidad venezolana y otro argentino de 22 y 23 años respectivamente; ambos ingresaron en calidad de victimas/testigos en base a las primeras declaraciones recogidas.

    De las actuaciones primarias se logró identificar y detener al morador y responsable de la finca donde se encontraban las mujeres brasileñas, un ciudadano estadounidense de 47 años de iniciales WJS, carente de antecedentes penales en Uruguay, y, además, a un ciudadano argentino de 49 años de iniciales RAK, también carente de antecedentes penales en nuestro país.

    De los distintos allanamientos se logró incautar celulares, una tablet, un rifle de aire comprimido, una pistola 7.65, tres pastillas de éxtasis, una bolsa de nylon con marihuana, una bolsa de nylon conteniendo crac y dos camionetas (una empadronada en Argentina); perfumes, prendas de vestir, relojes varios, mercadería al parecer ingresada al país de forma irregular, un BMW color blanco, una moto Suzuki 650 cc., una moto Honda 600 cc. y una moto Yasuki 50 cc..

    De las diligencias cumplidas se logró establecer la participación directa en conductas de tipo penal de al menos tres individuos de sexo masculino, todos carentes de antecedentes penales en nuestro territorio: uno uruguayo de iniciales W.L.D.C.B, uno estadounidense de iniciales W.J.S y el individuo de nacionalidad argentina de iniciales R.A.K. todos mayores de edad.

    Finalizadas las instancias penales, el Magistrado actuante dispuso:

    • la formalización de RAK, argentino, 49 años, como presunto co-autor penalmente responsable de reiterados delitos de trata de persona en reiteración real y reiterados delitos de suministro de sustancias estupefacientes en calidad de autor,

    • la formalización de WJS, norteamericano, 47 años, como presunto autor penalmente responsable de reiterados delitos de trata de persona, de reiterados delitos de suministro de estupefacientes y un delito de tenencia no autorizada de arma de fuego, todo ello en régimen de reiteración real. (Según información primaria contaría con profusos antecedentes penales en su país y órdenes de arresto en al menos dos Estados),

    • la formalización de WLDCB, uruguayo, 32 años, como presunto co-autor penalmente responsable del delito de trata de persona,

    • disponiendo para los dos primeros la prisión preventiva como medida cautelar y para el último la obligación de fijar domicilio y concurrir una vez por semana a la Seccional de su domicilio por un plazo de 120 días.

    Ambas mujeres fueron llevadas por personal de INTERPOL y de la Fiscalía General de la Nación hasta la ciudad de Yaguarón, Brasil, donde se reencontraron con sus familias.

    La operación está finalizada parcialmente, ya que se continúa trabajando por parte del Departamento de Investigación de Delitos Especiales – Área Operativa y otras sub unidades de la D.G.L.C.C.O. E INTERPOL.

    Se contó con el apoyo permanente de la Jefatura de Policía de Maldonado, tanto en recursos logísticos como en la acciones operativas llevadas a cabo por la D.G.L.C.C.O. E INTERPOL., así como también de la División Políticas de Género del Ministerio del Interior y la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación para la protección inmediata de las víctimas y su retorno al país de origen de acuerdo a la normativa vigente.

    Fuente: Fuentes: D.G.L.C.C.O. E INTERPOL / División Políticas de Género / Jefatura de Policía de Maldonado

    Montevideo, 10 de abril de 2020