Cooperación internacional

La Policía detuvo a dos ciudadanos alemanes que se encontraban requeridos por la Justicia de ese país, desde el año 2015. Luego de una paciente investigación ubicaron a un hombre y una mujer acusados de realizar maniobras fraudulentas por casi 9 millones de euros.

 

El personal del Departamento de Investigación de Fugitivos de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol (D.G.L.C.C.O. e I.) realizó un extenso operativo en las últimas horas ubicando a estas personas requeridas internacionalmente. Las mismas enfrentan un proceso penal por el delito de organización criminal de evasión fiscal, a partir de una denuncia presentada en Alemania el 1º de enero de 2013.

Según explicó a Unicom el jefe del departamento, subcomisario Fabricio Porley, ”los extranjeros estaban requeridos por maniobras con combustibles”. Adquirían aceites lubricantes libres de impuestos a empresas nacionales y extranjeras, lo mezclaban con diesel y vendían el producto resultante como diesel verdadero a compradores de Alemania, sin declaración de aduanas. “El monto de la maniobra es de  8.650.000 de euros”, indicó.

Los trabajos de inteligencia realizados determinaron que la pareja residía en nuestro país desde hacía un año aproximadamente, en un balneario de la Costa de Oro. Asimismo, identificaron movimientos internos en Montevideo, Maldonado y Lavalleja en ese mismo período de tiempo, constatando además que estas personas ingresaron a Uruguay con sus documentos verdaderos y que realizaron los trámites para obtener la ciudadanía uruguaya tiempo atrás, aunque no lo finalizaron.

El operativo requirió varias horas de investigación y chequeos de la información recabada, lo que permitió establecer en forma fehaciente que G.R., de 48 años y B.R., de 47, vivían en un complejo turístico de Paraíso Suizo, un balneario ubicado en el kilómetro 77.500 de la ruta interbalnearia, siendo detenidos en ese lugar. La Justicia de Primer Turno de Atlántida dispuso su "arresto administrativo con fines de extradición", quedando alojados en distintas unidades de internación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) hasta tanto se concrete el pedido por parte de las autoridades del país europeo. 

“Estas personas deberán aguardar el pedido formal de extradición del Juzgado requirente, a través de la cartera diplomática, para ser llevados a su país dentro de los plazos legales”, agregó el Porley.

"La pareja era buscada internacionalmente bajo una notificación “roja” desde el año 2015", comentó el jerarca quien explicó además que "este tipo de denuncias llegan a su oficina través del sistema de I-24-7, que significa: Interpol las 24 horas del día, los 7 días de la semana". Es un sistema informático que posee diferentes bases de datos donde todos los países miembros de la Organización Internacional de Policía Criminal comparten información sobre personas buscadas u otros casos, con el fin de cooperar con la Policía de diferentes países. 

Montevideo, 14 de noviembre de 2016
Unicom – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.