Esquema de Participación Público Privada: “desde el diseño ya se contempla la optimización de los recursos”


Desde el año 2011 está vigente la Ley 18.786 que establece el marco regulatorio aplicable al régimen de Contratos de Participación Público Privada (PPP). Mediante este nuevo esquema, el Ministerio del Interior, primero en aplicarlo, se encuentra abocado a un llamado internacional para la construcción de un nuevo centro penitenciario que albergará a 1960 reclusos de sexo masculino. Por esto conversamos con la Cra. Shirley De Armas, Gerente del Área Logística del Ministerio del Interior, para conocer más detalles del esquema y su llamado.

¿En qué consiste el esquema de “Participación Público Privada”?
Se trata de un procedimiento de contratación en el cual el Ministerio del Interior en este caso, va a contratar el diseño, la construcción, la operación y el financiamiento de un proyecto de inversión destinado a alojar personas privadas de libertad.

Un centro ¿con qué capacidad y dónde va a estar instalado?
Va a estar en la zona de Punta de Rieles y contará con 1960 plazas con espacios comunes (comedores, sala de visitas, etc.) además algunos espacios destinados a los funcionarios del INR.

¿Y cuál es la diferencia de este sistema de contratación con los anteriores llevados a cabo por el Estado?

En los proyectos ejecutados y en curso a la fecha, el Ministerio contrata la construcción, pero en este caso se contrata al sector privado el diseño, la construcción y la operación, es decir, el adjudicatario es quien va a proveer todos los servicios de lavandería, alimentación, mantenimiento-, etc. y además obtiene los fondos para financiar el proyecto. La inversión recién se paga, en forma trimestral una vez que las plazas están disponibles para ser utilizadas por el Instituto Nacional de Rehabilitación.

¿Y qué criterio de selección se aplica?
Hay varias etapas en el proceso que van desde la apertura de la licitación pública internacional, estudio de ofertas, realizado por una Comisión Asesora de Adjudicaciones que ya fue designada y está integrada por profesionales del Ministerio del Interior y de la CND. Esta comisión va a ser asistida por algunos técnicos especializados en el tema y por último la adjudicación, previo informe del Ministerio de Economía y Finanzas.

¿Por qué se recurre a este esquema?
Porque lo que se pretende es incorporar un nuevo modelo de gestión sustituyendo el recinto tradicional operado totalmente por personal del Instituto, por un nuevo modelo donde se contemple la optimización de los recursos desde el diseño hasta la operación del centro. Además, con esta modalidad, el Estado inicialmente no requiere destinar fondos para la construcción, instalación, equipamiento, etc. dado que el pago se realiza en función de las plazas disponibles cuando esté en condiciones de ser ocupado.

¿En que momento se está hoy?
Hoy estamos en la etapa previa a la apertura de ofertas que se hará el 31 de mayo. Ya se hizo una visita de obra en el mes de diciembre pasado, está prevista una segunda visita para este mes, y una tercera que va a ser publicada oportunamente en el mes de mayo. Se están recibiendo consultas de las empresas interesadas, se vendieron ya 6 pliegos de condiciones a empresas internacionales y algunas empresas nacionales que eventualmente se podrían asociar a las antedichas.
Pero lo importante es destacar que hoy estamos en la etapa de venta de pliegos y evacuación de consultas, que serán publicadas en la página web de compras estatales. Quienes pueden consultar son los adquirientes de los pliegos de condiciones que se compran en el Departamento de Tesorería de esta Secretaría ubicado en Mercedes 993 y tienen un costo de U$S 3000. Para obtener información del proyecto no es necesario cumplir esa etapa; se pueden informar en la página de compras estatales y luego adquirir los pliegos de condiciones con sus respectivos anexos.

Es un esquema que se aplica por primera vez, ¿verdad?
Sí, en nuestro país es la primera vez que se hace un proyecto de participación público privada. La ley de PPP se aprobó en el año 2011 y los decretos reglamentarios en el 2012.

Pero es a partir de este esquema que se posibilita la postulación de empresas del exterior. Con el modelo anterior de contratación no era algo posible...
Hasta la fecha se utilizó el modelo de construcción tradicional, los postulantes siempre fueron empresas nacionales que cuentan con una rica experiencia en el tema. Seguramente en estos proyectos se pueda formar un consorcio donde la constructora sea local como se hace generalmente, pero asociadas a empresas del exterior especializadas en la prestación de los servicios que se pretende contratar.

¿Los plazos de construcción dependen de las ofertas o ya están estipulados?
Dependen del proyecto que presente cada empresa pero se estima que en dos años ya se pueda estar ocupando el nuevo centro. Lo importante a destacar es que la vigencia del contrato que es de 22 años y medio en total. Dos años y medio destinados a la construcción y 20 años para la operación.

Y una vez instalado el centro, ¿de dónde saldrá el personal que lo atienda?
El adjudicatario se ocupa de la operación, por lo tanto el servicio será prestado con personal de las empresas ganadoras de la licitación o dependiente de ella. No obstante se contará con un grupo de funcionarios -entre 300 y 500 personas-, dependiendo del tipo de proyecto elegido, que pertenecerán al INR. Serán operadores penitenciarios que ya han ingresado y se están capacitando para trabajar en centros de rehabilitación. Es importante destacar que el Ministerio del Interior no delega en el sector privado la educación, la seguridad y la salud.

 

Montevideo, 8 de febrero de 2013
UNICOM – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.