Evolución delictiva

En su comparecencia en la Comisión Permanente del Parlamento, el ministro Bonomi expuso la evolución del delito a lo largo de las últimas décadas, como una forma de ver "toda la película y no solo una fotografía".

Uno de los puntos de la convocatoria refería precisamente a la evolución de los delitos y los niveles de esclarecimiento de los mismos, y en ese sentido el Ministro concentró su exposición con datos objetivos que recogen la estadística del comportamiento delictivo uruguayo desde que se recogen datos en la materia.

Las cifras oficiales - producidas por la División de Estadísticas y Análisis Estratégico de la cartera (Observatorio) - reflejan la evolución de las cifras que ha recogido el Ministerio del Interior desde el año 1980 hasta la fecha (incluyendo datos hasta el 31 de enero de este año).

Se manejaron cifras sobre los delitos contra la propiedad -en especial hurtos y rapiñas- en razón del mandato presidencial de bajar esa cifra en un 30% al final del período de gobierno.

En primer término Bonomi dejó claro que desde que se recogen datos (1980) los delitos contra la propiedad han tenido un aumento constante, variando -exclusivamente- la intensidad del crecimiento. Así se aprecia claramente que entre los años 1994 y 2004, los delitos contra la propiedad aumentaron un 113% en el Uruguay, un tiempo en que "la situación de la seguridad se descontroló", manifestó el Ministro.

En la década del 2004 al 2014 se produjo un desaceleramiento de ese crecimiento descontrolado, "si bien hubo aumento, fue 10 veces menor al ocurrido en la década anterior, alcanzando un 14%", continuó diciendo.

Entre los años 2000 y 2004, (crisis de por medio), se produjo el crecimiento más relevante de esos delitos con un 79% de aumento en 5 años.

En lo que respecta al comportamiento actual del delito, en el año 2015 se produjo un aumento muy leve de un 2,8% a nivel nacional, y en Montevideo, por cuarto año consecutivo descendieron los delitos contra la propiedad en un 3%. "Un descenso muy importante -sostuvo Bonomi- teniendo en cuenta que en Montevideo ocurren el 49% de los delitos contra la propiedad del Uruguay y el 81,2% de todas las rapiñas del país"

Compararse con el FBI 

En nuestro país entendemos aclarado un caso cuando la Justicia procesa a una persona a la cual se le imputa un delito; en cambio en EEUU e Inglaterra, se asume que un caso está esclarecido cuando el fiscal entiende que la policía ha reunido suficiente evidencia para iniciar una acusación. Sin embargo puede ocurrir que durante el juicio no se procese al imputado, en ese punto difiere diametralmente el concepto e inhibe de realizar una comparación justa. Pero aún con esa salvedad, el nivel de esclarecimiento de los homicidios en nuestro país asciende al 59,2%, dato que representa un aumento respecto al año anterior.

Por su parte el FBI -con la salvedad referida- tiene un nivel de esclarecimiento del 64,5%, cifra que no difiere mucho del resultado uruguayo sobre casos ciertos de personas procesadas por la Justicia como autores responsables de esos homicidios (no de personas sometidas a la Justicia como contabiliza el FBI).

Ver informe

Montevideo, 5 de febrero de 2016
UNICOM - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


UNICOMServicios y programasServicios en líneaGestión de desarrollo humano